Hoy vamos con la segunda entrega de los tipos de pavimento que son tendencia para viviendas. En el artículo pasado «Tendencia en pavimentos para viviendas» hablábamos de los pavimentos de madera y los pavimentos de Terrazo, en los que os dejé claro por el que me decantaba.

En esta ocasión hablaremos de otros dos tipos de pavimento, uno natural y otro procesado, en primer lugar hablaremos de la piedra y posteriormente del microcemento.

 

Pavimentos para viviendas, de Piedra Natural

Este es un material con el que, como diría Alejandro Sanz, tengo el «corazón partío». Por un lado siempre me han atraído de forma excepcional los materiales naturales, creo que ofrecen y aportan un equilibrio excepcional a cualquier espacio, cosa que un producto artificial, en mi opinión, es muy difícil que consiga, con honrosas excepciones, por supuesto.

La Piedra natural es un material que aporta unas características resistentes fuera de toda duda, y tiene un mantenimiento relativamente sencillo con el que podremos tener pavimento para muchísimos años. Hay casi infinitos tipos y colores para satisfacer cualquier gusto, encontrando soluciones para cualquier ambiente que queramos crear, rústico, elegante, desenfadado, alegre…

La piedra natural es un material que aguanta bien los cambios de temperatura y es impermeable, y además le podemos variar los acabados, pulido, abujardado, flameado, corte de sierra, etc…

El mayor pero que le encuentro a un suelo de piedra es la frialdad que aporta aunque sólo sea aparentemente, ya que con un suelo radiante se puede solucionar en parte el problema, pero me refiero más a una sensación, que a algo físico, además que su montaje requiere en una vivienda un calado medianamente importante, es decir, no es algo que en tres días esté hecho.

No obstante, me parece una solución muy brillante para un pavimento, con unas cualidades mecánicas y de mantenimiento sobresalientes.

 

Pavimentos para viviendas, de Microcemento

La aplicación del Microcemento a pavimentos y paramentos verticales en viviendas es relativamente moderno, últimamente a incrementado su presencia en viviendas sobre todo de estilo moderno, donde el minimalismo y los espacios abiertos están a la orden del día.

El microcemento es un material que da cierto aspecto industrial a la decoración de los espacios, es un material muy resistente a todo tipo de acciones, ya sean mecánicas, térmicas o de desgaste, es impermeable, es un material de mantenimiento sencillo y que además ofrece la gran ventaja de ser continuo, sin necesidad de juntas, salvo claro está, las de dilatación para evitar la aparición de fisuras y grietas.

El microcemento al estar formado por cemento de altas prestaciones, polímeros, fibras, áridos y pigmentos de colores, tiene la posibilidad de variar la tonalidad a aplicar, que podrán variar desde colores tostados, como ocre, cuero, cuero claro, albero y amarillo, hasta colores grises, grises azulados, colores hueso, blanco roto o negro.

Si el estilo que quieres dar a tu vivienda es moderno, esta es una fantástica opción, pero recuerda es una terminación complicada de aplicar, recurre a profesionales, si no lo haces, las fisuras y las grietas pueden decorar tu nuevo suelo de microcemento, perdiendo de esta manera alguna de sus cualidades fundamentales.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies