La Diputación Permanente del Congreso convalidó, finalmente, la semana pasada el Real Decreto-Ley de las Medidas Urgentes en materia de alquiler de viviendas.

Eso sí, por un ajustado resultado de 33 votos a favor, 31 en contra y 1 abstención, lo que es un signo de la polémica que ha levantado la aprobación de este Decreto en los minutos de descuento de la Legislatura.

Según Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista:

Con toda probabilidad, el nuevo Decreto Ley convalidado por la Diputación Permanente acabará provocando una nueva subida de precios, ahora que habían empezado a moderarse e incluso bajar, y además reducirá la oferta de viviendas en alquiler. El Gobierno debería haber contado con el consenso de todo el sector inmobiliario, propietarios e inquilinos, a la hora de escribir este decreto. Serán precisamente los inquilinos los principales damnificados de esta nueva medida, especialmente aquellos de rentas más ajustadas, que sufrirán la escasez de oferta y la complicación en los requisitos de acceso. Cuando los precios vuelvan a subir, no lo justifiquemos porque hay  burbuja. La subida de precios a medio plazo será consecuencia directa de la regulación de Sánchez.

En multitud de foros se había comentado la oposición frontal del sector inmobiliario a la modificación de la Normativa vigente en materia de alquileres, llegando a la conclusión de que este último estertor del Gobierno saliente dejará, menos pisos en el mercado, más inseguridad jurídica  y las nunca deseadas subidas de precio de los alquileres.

Esperemos que estos augurios no se cumplan y si los deseos del Ministro Ábalos:

El Gobierno sigue apostando por una regulación que afecta a muchos ciudadanos. El nuevo texto presenta determinadas mejoras frente al anterior, como la mayor seguridad para el inquilino, se tratará de estimular e incentivar la oferta y aliviar la carga financiera de las familias para el pago de la renta.

Por su parte, Eloy Suárez del PP se refirió a la nueva Ley en los siguientes términos:

Es un decreto intervencionista para el mercado del alquiler. Sus medidas van a suponer es una restricción en la oferta y va a crear dos tipos de inquilinos. Los más desfavorecidos van a ser expulsados del mercado frente a los contratados con un trabajo estable.

 

ley del alquiler

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies