Para todos nosotros, nuestra casa es como nuestro refugio particular en el que nos sentimos seguros y cómodos, es donde nos olvidamos de los problemas diarios y podemos relajarnos en soledad, escuchando buena música o disfrutando en compañía de amigos o de la familia.

Hay algunos detalles que hacen que nuestra casa sea si cabe aún más confortable y le aporta un plus de personalidad, aquí os apunto unos pocos:

 

1.- La luz es vida:

No es necesario que os diga lo fundamental que es la luz para todos los seres vivos y en especial para el Ser Humano. Como dice el título, la luz es vida y hace mucho más acogedora y sostenible nuestra vivienda, recuerda que cuanta más luz, menos gasto energético.

Es fundamental que aprovechemos al máximo la luz que entre en nuestras casas aprovechando para ello los materiales que tenemos a nuestra disposición y que más encajen con nuestros gustos, para ellos nos ayudarán en gran medida los colores claros, tanto para la pintura de las paredes como para los muebles, la madera es muy recomendable pero si tenemos una casa no muy grande, intentaremos evitar las más oscuras. También ayudan las superficies pulidas y las telas de colores pasteles.


 
2.- Privacidad Ligera:

Las ventanas de nuestra vivienda son uno de los elementos que más vida aportan a la misma, y unas ventanas sin cortinas, podríamos decir que son como un jardín sin flores…, las cortinas aportan calidez al espacio que articulan y privacidad, algo fundamental. Prueba a elegir telas de gran caída, como textiles o terciopelos finos. Otra opción interesante es acompañar a las cortinas ya existentes con un faldón de un tejido que tenga mayor peso. Todo esto dependerá del tamaño de la ventana y de la personalidad que queramos conseguir.


 

3.- Jardín Privado:

Que tenemos una relación directa con las plantas es algo obvio, el estar en contacto directo con la naturaleza nos relaja y recarga de energías, por este motivo contar en nuestra vivienda con un trozo de vegetación es fundamental, para mantener una atmósfera saludable y limpia que además nos ayudará a regular, la humedad relativa y nos dotará de una fragancia natural y sin aditivos.


 
4.- Almohadas en tus pies:

Sin duda alguna uno de los complementos que más comfort aportan a una casa son las alfombras, las hay de infinitos tipos, materiales y colores. Son un elemento ideal para vestir los suelos que en muchas ocasiones aparecen «desnudos». Las alfombras delimitan espacios y nos arropan con sus diseños. Las de lana virgen, mezcla o algodón son cálidas en invierno y frescas en verano, las tienes de pelo largo o pelo corto, las hay con llamativos estampados o de colores sólidos más discretos, de cualquier manera son un excelente aislante térmico.


 
5.- Camino Libre

Nunca he sido muy seguidor de corrientes como el «feng Shui», pero una de sus máximas es que el movimiento ligeramente sinuoso favorece el flujo del «Chi», (la energía que da vida). Pues bien, en eso estoy de acuerdo, cuando nos disponemos a ubicar los muebles y complementos en nuestra casa, debemos respetar unos recorridos lógicos y naturales.

No debemos poner elementos que obstaculicen el recorrido natural por las estancias, es decir, no es recomendable colocar un sofá de tres plazas a 1 metro de la puerta de acceso al salón. Habrá casos en los que será mas difícil mantener esos recorridos, pero con una pequeña planificación seguro que lo conseguiremos.


Espero sinceramente que con estos pequeños consejos consigas que tu casa sea aún más acogedora de lo que ya lo es para ti y los tuyos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies