Hoy vamos a intentar aportar 3 iDeas para que el hall de vuestra casa luzca de una forma más relevante.

No olvidéis que el hall de nuestra casa es lo primero que perciben nuestros invitados sobre el lugar más «sagrado» de nuestra vida, nuestro hogar…

Está claro que si disponemos de un espacio amplio será más fácil sacarle rendimiento, pero os aseguro que el tamaño no es la característica fundamental, he visto recibidores del tamaño de palacios que daba pena verlos y otros que eran minúsculos pero que nada más adentrarte en ellos ya te sentías arropado…

 

1.- La LUZ.

No me cansaré nunca de repetir lo importante que es la iluminación en cualquier espacio habitable, ya sea vivienda, local comercial u oficina, puede hacer que algo sin muchas posibilidades se convierta en una zona realmente confortable. Álvaro Rodrigues, experto en iluminación, lo tiene claro, si queremos hacer grande nuestro pequeño hall, necesitamos hacer lo siguiente:

  • Luz indirecta, que siempre se dirija hacia el techo, nunca hacia abajo, así evitaremos las zonas de penumbra.
  • Luz puntual ubicada en el techo y dirigida sobre puntos específicos del hall, destacando elementos concretos y creando así diferentes planos de atención.
  • Luz ambiental, es la que en la mayoría de las viviendas ha existido siempre, esa lámpara de luz cálida colocada sobre una mesita o cómoda.

Todo lo anterior, en el caso de no tener una entrada cercana de luz natural, si lo tenemos, gran parte del problema estará solucionado

 

2.- Escondites no tan secretos…

Los armarios empotrados, con puertas o sin ellas, baúles, percheros, cómodas, etc…, son elementos que además de aportar vida al recibidor, modulan sus espacios , si además estos elementos tiene un marcado carácter horizontal, nos ayudarán a que las zonas en las que se encuentren  parezcan más amplias. Eso sí, siempre sin recargar y amontonar piezas sin sentido…

Además el contraste de colores y acabados incrementará el impacto que reciba nuestro visitante, independientemente del uso que podamos hacer de ellos . Guardar todo tipo de enseres, abrigos de invierno, paraguas, zapatos, pasando por mantas, maletas, álbumes de fotos, etc…

 

3.- Detalles con Personalidad

Viste el hall o recibidor de tu casa con fotos, algún perchero, (recuerda, si puede ser horizontal…, mejor!), cuadros, láminas, acompáñalo de alguna planta que de colorido y fragancia natural, cuando entras en una casa desconocida eso se agradece y te hace sentir más a gusto.

No subestimes lo que gana cualquier estancia, y el hall no es una excepción, con una alfombra, aporta comodidad y calor, además de vestir por completo el espacio que la rodea, no tengas miedo en combinar distintos materiales, eso sí, con cierto criterio, no tener miedo no significa poner lo primero que encuentres en un mercadillo…, deja que el recibidor hablé de ti y que lo haga bien…

 

Espero que estos pequeños consejos sirvan para darle una vida nueva a lo primero que ven vuestros amigos de vuestra casa, el recibidor, y ya sabéis que no hay dos oportunidades para dar una primera impresión…!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies